Tres velas y un misterio



Materiales:

- 3 velas delgadas.
- Un frasco de cristal grande.
- Un mechero. Enciende las velas en presencia de un adulto. El fuego siempre es peligroso

Procedimiento:

Cortamos las velas a diferentes alturas. Las ajustamos a la tapa del frasco con un trozo de corcho blanco o con la propia cera derretida de las velas. Las encendemos. Ajustamos el frasco invertido a la tapa....

... Esperamos...

¿Qué sucede?

Las velas se apagan.
Primero se apaga la vela más larga (más altura), luego la intermedia y por último la más corta.

Explicación:

Sin oxígeno no hay combustión, conforme se va acabando el oxígeno las velas se van apagando.

La combustión de las velas produce dióxido de carbono y vapor de agua. El dióxido de carbono es mas ligero que el oxígeno por ello se desplaza a la parte superior del frasco y el oxigeno ocupa la parte inferior del recipiente. Por este motivo, se apaga primero la vela cuya llama está a más altura.

video

¿Te has dado cuenta de que hay un pequeño error en la explicación que hacen
del experimento en este vídeo? Lee bien... ¿La has descubierto?