El avión "Solar Impulse II" aterriza en Sevilla tras cruzar el Atlántico



Este aparato es un avión monoplaza realizado en fibra de carbono que cuenta con 17.248 células solares desplegadas sobre sus alas. Tiene cuatro baterías que almacenan la energía solar y propulsan las hélices únicamente con energía limpia, y cuatro motores montados por debajo de las alas, con una potencia media de 15 CV. Las hélices de los motores miden un diámetro de cuatro metros. No utiliza ningún tipo de combustible y puede volar tanto de día como de noche.



El viaje del Solar Impulse II comenzó en 2015 en Abu Dabi, donde tiene previsto regresar, dando la vuelta al mundo sin utilizar ningún combustible contaminante sino energía solar.

Este avión tiene una envergadura de alas de 72 metros (equivalente a cinco autobuses puestos en fila uno tras otros, y mayor que un Boeing 747), y pesa 2,3 toneladas (equivalentes al peso de dos coches vacíos)


 Alcanza una velocidad media de 75-95 kilómetros por hora. Es decir, va muy lento pero no contamina absolutamente nada.

video