Termina nuestra Semana de Cine en 3D



Los incondicionales del cine en 3D:
Yoel, Carmen, Nueria, Daniela, Diego y su hermana
Gonzalo, Nicolás, Pablo, Alejandro, Darío, Diego y Rafa.

Salazones, tuercasy tornillos en bebidas de cola y lata en equilibrio imposible en 3º B













¡Esporas del moho de la Penicilina para dar y regalar!

Más submarinos en 6º C


¡Buen trabajo, chavalotes!

Submarinos en 6º B


Marta, Juana, Nuria, Carmen, María,
Alejandro, Gonzalo, Nicolás y Rafa, alumnos de 6º B,
nos presentan sus submarinos.

Mandarinas y naranjas con el moho de la Penicilina


El alumnado de 3º A nos muestra sus mandarinas y naranjas
en las que les han empezado a aparecer el moho de la Penicilina

Salazones, tornillos con Coca Cola y equilibrios imposibles en 3º A









Mandarinas y naranjas con el moho de la Penicilina


El alumnado de 3º B, en su práctica totalidad, muestra
sus experimentos para obtener el moho de la penicilina.



El submarino de Jenni navega en la piscina municipal

Mandarinas y naranjas con el moho de la Penicilina


Varios alumnos de 3º C nos muestran sus experimentos
con mandarinas y naranjas para obtener el moho de
la Penicilina.

Nueva caja de minerales en 2º C


Águeda, alumna de 2º C, ya ha comenzado a construir su caja
para guardar minerales. Sólo le queda poner trocitos de
algodón en los huecos de la caja... y completar la colección
con los minerales que ya tiene y los que pueda conseguir.

Salazón de carne y tornillos con Coca Cola en 3º C


Marta y Cristian, alumnos de 3 C, introducen en sal un filetito de cinta de lomo
usando esta técnica de conservación de alimentos.




Para el experimento de los tornillos y la Coca Cola
nos ayudan Andrea y Pedro.




Con la lata vacía de refresco hemos hecho 
el experimento de la lata en equilibrio imposible...
Hazlo tú en casa estas Navidades y
triunfa como "mago" delante de tu familia.

LAS CONSERVAS, NAPOLEÓN BONAPARTE Y EL COCINERO FRANCÉS NICOLÁS APPERT




Desde los inicios de las grandes y largas exploraciones en barcos, apareció una enfermedad que atacaba a los marineros conocida como escorbuto (falta de vitamina C procedente de los productos frescos), y dejaba casi sin efecto los planes reales de dichas exploraciones, hecho que preocupó a los médicos de la época que intentaron encontrar una solución, pero fue la idea de un cocinero francés quien encontraría una solución definitiva envasando los alimentos en latas.

Desde hace miles de años, los hombres se enfrentan con la necesidad de conservar los alimentos. Generalmente, éstos se descomponen con rapidez, se ponen agrios y toman un sabor desagradable. Para preservarlos por largos períodos de tiempo y evitar que los pueblos pasaran hambre durante los largos meses de invierno, se introdujo la costumbre de secarlos, salarlos y ahumarlos.

Pero una dieta que consiste sólo en alimentos conservados es poco recomendable...



El militar francés Napoleón Bonaparte se dio cuenta de lo importante que era alimentar en forma adecuada a los hombres de su ejército. Entonces, ofreció un premio de 12.000 francos para aquel que inventara alguna forma de mantener los alimentos frescos durante un período de tiempo prolongado.



En 1795, el cocinero e inventor francés Nicolas François Appert se puso a trabajar para resolver el problema. Sabía que el biólogo italiano Lazzaro Spallanzani había demostrado que la carne no se descomponía si se la hervía durante un rato y después se la conservaba herméticamente cerrada. Appert ideó entonces un sistema para aplicar ese principio a gran escala, calentando carnes y verduras y guardándolas después herméticamente en recipientes metálicos o de vidrio. 

Su método de esterilización aún lo siguen practicando los buenos hortelanos. Appert metía el producto a conservar en u: frasco de cristal, lo cerraba herméticamente con un tapón de corcho y lo introducía dentro de otro recipiente con agua hirviendo. Después de un largo tiempo, que dependía del alimento a conservar, se retiraba y se dejaba enfriar.


Este sistema representó el comienzo de la industria de conservas.

Conservación de alimentos: Salazón y ahumados

LOS FENICIOS Y LA SAL


Fábrica fenicia de salazón en Almuñecar (Granada)
La Sexi fenicia era una gran factoría de salazón de pescados

Los fenicios nos enseñaron cómo extraer la sal del agua del mar mediante SALINAS, pequeñas piscinas en las que el agua salada va evaporándose poco a poco, quedando en el fondo los cristales de sal.




SALAZÓN DE CARNES (JAMÓN SERRANO)


Tras limpiar la carne que se quiere salar, 
se vierte sal abundante sobre ella hasta taparla completamente

SALAZÓN DE PESCADOS (BACALAO)


Tras limpiar muy bien el pesacdo que se quiere salar, 
se vierte sal abundante sobre él hasta taparlo completamente



ALIMENTOS AHUMADOS (No debemos tomarlos con frecuencia)



PESCADOS...



Salmones ahumados




Y CARNES...

Bacon ahumado



Salchichas ahumadas:




Chorizos ahumados: